Acceso a la vivienda social en Pucón

En la semana fuimos testigos de una controversia que aún está en desarrollo en nuestra comuna. Se trata del problema que tiene el Condominio Caburgua de la empresa Manitoba, subsidiaria del Holding Martabid (anunciante en nuestro medio), para recepcionar su proyecto y darle solución habitacional a un poco más de 30 familias que adquirieron departamentos catalogados como sociales a través de subsidios del Serviu.

Pero más allá del problema particular de la empresa y la municipalidad y de las responsabilidades sobre las decisiones tomadas; queremos dedicar esta editorial a un problema evidente y que se arrastra por años en nuestra comuna: la vivienda social. Esto, porque nuestra comuna presenta un profundo déficit de acceso a este tipo de viviendas. Y en Pucón, la verdad, es que el sueño de la casa propia es más una pesadilla que una quimera realizable. Y eso es un problema grande.

El punto es que en la anterior campaña municipal, la vivienda social fue un tema recurrente en todos los candidatos al sillón edilicio y eso quedó plasmada en las sendas entrevistas que les realizamos como medio a los candidatos. Y no solo a quienes aspiraban a ser liderar la comuna; sino también a quienes postulaban a sentarse en la mesa del concejo.

Ahora, luego de estar a casi seis meses de la elección y con todos los ganadores asumidos y empoderados en sus cargos, aún no se ve una señal pública de trabajo y ocupación en un tema tan delicado y determinante como el acceso a la vivienda social. Como medio nos encantaría saber y difundir acciones de este tipo cuando existan. Eso, porque nuestra gente requiere la posibilidad de acceder a sus casas y para ello, con todo los elementos contrarios que en Pucón se encuentran, es necesario diseñar políticas y estrategias públicas en unidad y colaboración de todos los sectores políticos y técnicos. Y hablamos de un plan a una o dos décadas y que podamos, por fin, replicar experiencias tan exitosas como la de nuestros vecinos en Villarrica. Pucón no merece menos.