Municipalidad deberá pagar $108 millones a ex funcionario de Educación por vulneración de derechos laborales

La Corte Suprema mantuvo fallo de primera instancia que benefició al ex jefe de personal del Daem, Mario Acevedo. La concejala Verónica Castillo responsabiliza directamente al alcalde Carlos Barra y al jefe del departamento, Alejandro Durán, de esta situación.

CONtROVERSIA.- La resolución podría tensionar aún más la relación entre el concejo y el alcalde y suma un elemento más a las controversias judiciales generadas en el último tiempo.

Ha sido un caso bullado y considerado una “piedra en el zapato” en la actual administración del alcalde Carlos Barra. Se trata de la demanda por tutela laboral que puso el ex jefe de personal de la Dirección de Educación Municipal (DAEM), Mario Acevedo; quien acusó un despido indirecto y un menoscabo hacia su persona, luego de haber sido degradado (según el demandante injustificadamente) de su cargo a mediados de 2019. Acevedo ganó el juicio que llegó a la Corte Suprema y ahora la municipalidad —luego de los reajustes y cargos aplicados por el tribunal local a la indemnización original—  deberá pagar 108 millones 145 mil 535 pesos ($108.245.535) al demandante.

Según se lee en el fallo, Acevedo fue vulnerado en una serie de derechos constitucionales al no respetársele su condición médica de estrés laboral y degradarlo en sus funciones, luego de casi diez años desempeñándose como jefe personal de Educación. Además de eso, la decisión tomada por el jefe del mencionado departamento, Alejandro Durán, le trajo una merma en sus remuneraciones a Acevedo, quien finalmente terminó invocando una causa de autodespido. 

“Ha quedado acreditado en autos, como se dirá a continuación, que el actor fue discriminado por motivos de salud. En efecto, si bien este criterio no se encuentra expresamente previsto por el artículo 2° recién aludido, la enumeración contenida en dicha norma no resulta taxativa, siendo procedente interpretar la norma a favor del trabajador (pro operario), para cautelar íntegramente el derecho a la no discriminación, incluyendo actuaciones basadas en otros criterios a los previstos en la norma en comento, que no correspondan a la capacidad o idoneidad personal”, se lee en el fallo de primera instancia refrendado en los tribunales superiores. El documento también agrega: “Estamos hablando de la existencia de un criterio sospechoso o prohibido que trae aparejado un desvalor desde el punto de vista ético laboral, que le resta la razonabilidad dada por la capacidad e idoneidad de un trabajador”. En el fondo el fallo da cuenta que Acevedo no podía ser degradado por presentar estrés laboral, ya que desde que se inició el servicio público (en 1996) había demostrado idoneidad laboral, lo que le había permitido ascender en los cargos.

Implicancias políticas

El caso también tuvo una arista política luego de que se conociera que el ex jefe jurídico de la municipalidad, Edmundo Figueroa, le solicitara a un abogado externo a la organización pública, Jorge Silhi, para que defendiera el caso en la Suprema. Esta decisión trajo una serie de cuestionamientos en contra de Figueroa de parte del concejo anterior y también del actual.  Pero las recriminaciones políticas podrían profundizarse aún más. Esto, porque luego de conocida la resolución de pago, fue la concejala de oposición, Verónica Castillo, quien sacó la voz para criticar el actuar del alcalde Barra y del jefe del Daem, Alejandro Durán.

“Nuevamente la municipalidad de Pucón representada por el señor alcalde tiene pérdida de patrimonio por la mala gestión de algunos funcionarios públicos, en este caso del Daem, que hizo una mala gestión y un acoso laboral en contra de este funcionario”, señaló Castillo, quien agregó: “Yo, en el concejo del primero de diciembre rechacé esta modificación en la que se contrataba otro abogado más siendo que ya se había perdido en primera y segunda instancia y quería ir a la Corte Suprema. Al final se aprobó, fueron a la Suprema y perdieron. Se pudo haber pagado mucho menos que estos $108 millones y esto es responsabilidad absoluta del alcalde y el Daem”.

Consultada la municipalidad por este tema, de la unidad de Comunicaciones señalaron que están en proceso de revisión de la resolución por lo que no se referirán, por ahora, al tema. Alejandro Durán tampoco se refirió oficialmente al tema, aunque por redes sociales circuló una copia de sus declaraciones en una sesión de concejo. En ella Durán sostuvo que nunca se le faltó el respeto y tampoco se le vulneraron los derechos laborales a Mario Acevedo. “Bajo ninguna circunstancia este director o cualquier persona que haya trabajado en este departamento le hemos faltado el respeto y menos vulnerado los derechos laborales de este señor”, explicó en aquella oportunidad Durán, quien dio a entender que el demandante planificó la acción administrativa del autodespido, lo que terminó por afectar al departamento de Educación. En ese mismo concejo, según se lee, el alcalde Barra respaldó a Durán y lo calificó como una persona que “tiene los pantalones bien puestos y es correcto”.