Una voz para un Pucón que cambia

En La Voz… creemos fielmente en una premisa: el periodismo tradicional que todos conocemos está en vías de extinción. Las lógicas de funcionamiento y financiamiento tradicional no tienen futuro. Los medios están cerrando y de los tradicionales sólo sobrevivirán aquellos que cuenten con el respaldo de grupos económicos que ven los medios como un espacio de influir más que de informar.   

Esto, además de amenazar el funcionamiento de las democracias también desacreditan el rol informador  de las instituciones, pavimentando el camino para las fake news y las dañinas “noticias”  de redes sociales difundidas por ejércitos de bots que buscan falsear tendencias en donde no existen. En medio de todo este escenario estamos nosotros, un medio pequeño, pero serio y responsable que busca innovar en todas las áreas en que sea posible hacerlo. Con una hoja de ruta definida basada en los hechos, en las noticias y en el interés común de una comunidad que merece estar informada. Con aciertos y errores nuestro compromiso ha sido ese estos casi cuatro años. 

Ayer dimos una muestra de esos principios, relanzando la segunda temporada de nuestro programa de entrevistas de  contingencia ContraVoz 2021.  Un espacio que, durante su primera temporada, marcó la pauta informativa y obtuvo importantes anuncios y mentiras populistas (sí, algunos mintieron en sus respuestas) pero ustedes, nuestras audiencias juzgarán.

Seguimos creyendo que debemos adecuar nuestros contenidos a un Pucón que cambia, un Pucón nuevo que demanda tener información de primera fuente sin controles editoriales y económicos pero con cercanía, usando las múltiples herramientas que la tecnología nos entrega.  ContraVoz es eso, un acercamiento a las audiencias, un espacio en donde aunque hay dos periodistas en cámara está toda la audiencia preguntando y participando con nosotros.  Creemos en eso y lo seguiremos demostrando. No sólo porque es lo que, creemos, nuestras audiencias se merecen, sino porque amamos hacerlo.