Lo que viene para Chile

*Por Emilio Ulloa B.

El pasado sábado 21 de agosto del presente año el pacto Unidad Constituyente (UC) el cual  está compuesto por la Democracia Cristiana (DC), Partido Por la Democracia (PPD), Partido Radical (PR,) Partido Socialista (PS) y el Partido Progresista (PRO), entre otros, llevó adelante su propia primaria, la cual denominaron “consulta ciudadana”. Esto debido a que las primarias oficiales, las cuales fueron llevadas adelante por el Servicio electoral (SERVEL) no contaron con la presencia de este bloque de centro izquierda, lo anterior debido a conflictos internos con la izquierda más dura, los cuales derechamente rechazaron incluir a UC dentro del bloque para las primarias, razón por la cual el pasado 18 de julio en las primarias vimos competir a los bloques de Chile Podemos Más (Ex chile vamos) donde el candidato Sebastián Sichel se impuso como ganador, y el pacto Apruebo Dignidad, en el cual el candidato de Convergencia Social Gabriel Boric se impuso al candidato comunista Daniel Jadue. 

Una vez conocidos los resultados de la consulta ciudadana de UC, en la que la candidata DC, Yasna Provoste, se impuso por amplio margen, la carrera presidencial  toma forma y se instala en la palestra de nuestra política nacional. Esto debido al gran interés que genera en nuestra sociedad esta elección presidencial, la cual será sin duda una de las más importantes de este siglo en Chile, ya que paralelo a ésta, hemos ido siendo testigos como el país ha experimentado cambios profundos, con un proceso constituyente inédito en la historia de nuestro país, el que fue gatillado por la crisis social reflejada en el denominado “estallido social” del  18 de octubre de 2019. Con un tiempo aproximado de siete meses que le quedan a la actual administración del presidente Sebastián Piñera, los chilenos nos preparamos para elegir a la o el próximo presidente de la república. 

Lo cierto es que quien resulte electo tendrá una tarea no menor de gobernar con la mirada puesta en temas de suma urgencia para los chilenos. Afrontar los estragos tanto económicos como sociales que ha ido dejando la pandemia por el COVID-19, una reforma total a las pensiones de los adultos mayores, tener la capacidad de generar nuevos y mejores empleos, poner el foco en acompañar y generar las condiciones en el ámbito social, fortalecer e inyectar recursos a nuestro sistema de salud, el cual a pesar de la muchas veces falta de este mismo, ha respondido de gran manera ante la pandemia, siendo uno de los países líderes en el mundo y líder en la región (continente) en el proceso de vacunación en su población. Entregar una respuesta categórica en materia de delincuencia en un país que tristemente hemos sido testigos de cómo la delincuencia ha arrebatado los espacios, tranquilidad y vida de cientos de familias, así también levantar nuestro sistema de educación y deuda en material habitacional para tantas familias que sueñan con viviendas de calidad y dignas para sus familias. Un punto trascendental será el abordar y enfrentar a través de políticas públicas, las graves consecuencias que cada día generará con mayor fuerza el cambio climático y la devastación de nuestro entorno natural, el cual se requiere proteger con urgencia. 

Lo cierto es que más allá de quien resulte electo y de las legítimas preferencias políticas que cada uno pueda tener, los chilenos esperamos que nuestro próximo y nuevo Gobierno esté a la altura de los grandes desafíos que chile requiere, para esto nosotros los ciudadanos tendremos que saber elegir de la mejor manera la mejor carta y el proyecto de país que queremos,  a través del poder que nos da la democracia con el voto.

*Emilio Ulloa B. es consejero general de RN