La victoria de Boric: la esperanza le ganó al miedo

*Por Daniela García.

La profundidad de la frase “la esperanza le ganó al miedo” no deja de resonar en mí. Tener esperanza es confiar en la vida; es energía para vivir mejor; es mirar la infancia con futuro; es sentir los pies en la tierra fértil y poner las manos en ella para regenerar. Hoy, tener esperanza me permite mirar a mis niños con tranquilidad. 

En nuestra comuna, el cambio sigue mostrándose. En las elecciones presidenciales de 2017, el candidato de derecha obtuvo 7.449 votos y su contendor 3.540, una diferencia de casi cuatro mil votos y 35 puntos porcentuales –67% versus 32%–.  Por el contrario, en las elecciones de ayer, el candidato de derecha obtuvo 8.101 sufragios, mientras que Gabriel Boric logró 6.761. Es decir, la brecha se ha acortado a algo más de mil votos y unos escasos nueve puntos: un 54.5% versus 45,4%. Mientras Kast obtuvo 652 votos más que Piñera en 2017, el presidente electo obtuvo 3.540 votos más que Guillier.

¿Qué nos dicen estos resultados del futuro de nuestra comuna? Que los jóvenes y las nuevas generaciones están trayendo cambios acordes a los tiempos y esto nos da aún más esperanza. Los nuevos tiempos hablan de justicia social, de cuidado del medioambiente, de equidad y cohesión social. Valores muy arraigados en nuestros vecinos y que aún cuando la comuna se ha caracterizado por su votación conservadora, también se ha caracterizado por su espíritu visionario y vanguardista. 

Hoy tenemos la oportunidad de avanzar en los temas que preocupan a la comunidad, no desde las trincheras políticas, sino desde la energía de los miles de jóvenes que llegaron a votar ayer, del cambio generacional que desembarca en la institucionalidad con respeto y entusiasmo a aportar después de muchos años de apatía y desilusión. 

No podemos desperdiciar esta fuerza creativa que en Pucón está surgiendo. Necesitamos que las sabidurías de las generaciones mayores y los pueblos ancestrales estén disponibles a traspasar su conocimiento para que las nuevas fuerzas se desplieguen y florezcan, pues como dijo Gabriel Boric  “estamos parados en hombros de gigantes”. 

Para hacer posible un nuevo tiempo, el gobierno local debe abrirse a recibir este mensaje de esperanza y elevar sus políticas de desarrollo a la altura del país, para poder seguirle el pulso a las transformaciones que el planeta entero necesita. Hoy se abre una puerta que esperamos que las autoridades de turno puedan cruzar libres de prejuicios y fidelidades. Los habitantes de la comuna demandan participación vinculante, liderazgos estrictamente éticos y empáticos, compromiso con la verdad y la visión de un futuro para todos y para las generaciones por venir.  Hoy nuestra comuna puede seguir avanzando hacia ser un ejemplo de comuna sustentable, participativa, justa y armoniosa.  Hoy la esperanza le ganó al miedo.

*Daniela García es concejal independiente en cupo del PPD.