La derrota de Kast: los nuevos votantes

*Por Emilio Ulloa B.

Ya con el pasar de las horas y los primeros rayos de sol de este lunes 20 de diciembre, el mundo político y en especial los adherentes (me incluyo) del candidato José Antonio Kast sacan cuenta y miran ya con cierta calma los datos que dejó esta carrera presidencial 2021. Esos números que arrojaron una diferencia sustancial a favor del candidato y hoy presidente electo Gabriel Boric con un porcentaje final de 55,87%, lo cual se traduce en un total de votos de 4.620.671 Vs el 44,13% del candidato Kast , porcentaje que se traduce en un total de 3.649.647 de votos. Sin duda una clara diferencia que le permite al actual diputado magallánico ser el presidente electo más joven de nuestra historia republicana y que a su vez representa el inicio de un nuevo ciclo político en nuestro país.

¿Pero dónde radica la causa de esta derrota para JAK? 

Si comparamos los números de la última elección en segunda vuelta en la que se enfrentó el actual presidente Piñera y Alejandro Gullier , podemos ver que la votación obtenida por Kast fue muy similar a la del actual mandatario.  La gran opción que tenía Kast para imponerse en esta segunda vuelta era aumentar la diferencia en las regiones y lograr acortar la diferencia en Santiago, pero la realidad fue que esta fórmula no ocurrió sino que más bien se dio el efecto contrario a lo esperado. Y si bien la mayoría de los votos de Sichel y Parisi fueron a Kast, lo cierto es que la participación se “disparó” en segunda vuelta, aumentando en casi diez puntos porcentuales en promedio, situación que fue totalmente inesperada por cualquier analista. 

Si bien esta nueva masa de votantes no voto en su totalidad por Gabriel Boric, sí lo hizo una gran mayoría de esta y eso inclinó la balanza que a eso de las 18:40 hrs del pasado domingo y con un  total de 13% de las mesas escrutadas a nivel nacional marcaba la tendencia de esta elección. Lo cierto es que sin ese 1,2 millones adicional de nuevos votantes entre primera y segunda vuelta José Antonio Kast habría ganado la elección. Es por esto y a pesar que no es fácil aceptar la derrota, la candidatura y equipo de trabajo de Kast tienen que sentirse tranquilos ya que el factor de nuevos votantes era imposible de prever. 

Finalmente  quiero expresar que a pesar de las profundas y marcadas diferencias con el presidente electo, le deseo el mayor de los éxitos en su administración. En la vereda del frente tendrá una oposición que espera ser constructiva y dialogante por que eso requiere nuestro país. Y sin duda será el pueblo que lo ha elegido quien estará vigilante a que todos los compromisos y promesas de campaña sean cumplidos en su totalidad.

*Emilio Ulloa B. es consejero general de RN