Mayor Ochoa: “Los que venden droga a los jóvenes ya no están parados en las esquinas, lo hacen por redes sociales”

El oficial a cargo de la comisaría de Pucón habla en el contexto del aniversario 92 de Carabineros. No elude los temas y asegura que en los tres meses que lleva a cargo de la unidad ya tiene el panorama claro sobre la realidad delictual de la zona.

(Fotografía Rodrigo Navarro).

El mayor Miguel Ochoa (41) lleva un poco más de tres meses en Pucón, pero ya tiene la “película clara” sobre las características de la comuna; y también los fenómenos sociales y delictuales. Da esta entrevista a La Voz…, en ese contexto y Ochoa no le saca el cuerpo a los temas.Tal como no tuvo dramas para enfrentar situaciones complejas como los tacos o cuando alguno de sus funcionarios se ha visto envuelto en situaciones difíciles.

— Hace pocos días estuvo el gobernador, Mauricio Ojeda, haciéndole un reconocimiento a Pucón como la comuna con mejores cifras de seguridad en torno a los delitos de mayor connotación social. ¿Respalda eso la labor que ustedes realizan?

“Sí. Con mucha gratitud tuvimos la visita del gobernador. Vino al municipio donde estuvimos reunidos con el alcalde y en donde él (el gobernador) nos demostraba su satisfacción por el trabajo desarrollado en Pucón respecto a la seguridad. El año pasado ya hubo una disminución importante de los delitos en la comuna y este año se continúa por la misma senda y pese a que la meta impuesta el año pasado era muy alta.  La sensación de seguridad que se percibe en la comuna y, avalados por los datos gráficos numéricos que entregan las estadísticas, dicen que estamos en una buena senda. Esto lo atribuyo, netamente, a un trabajo mancomunado que hemos logrado las personas de las diferentes instituciones del municipio, la PDI, Carabineros, La Armada, entre otras instituciones de la comuna y hasta el minuto nos está dando muy buenos dividendos”.

— En el tiempo que usted lleva acá, imagino que ya tiene una “fotografía” de la realidad delictual de Pucón. ¿Con qué se encontró?

“Al principio empezamos a trabajar, netamente, en la lectura de cuál era la problemática primordial de la comuna. Y era, principalmente, el delito de lesiones. Y debido a eso fue que comenzamos a trabajar fuertemente respecto a la problemática. Aquí hay que ser hábil en el sentido de dar lectura a cuáles son las necesidades para dar mayor énfasis sobre la problemática. Y gracias a Dios fuimos lo suficientemente visionarios para prever cuáles ibana ser las problemáticas y es así como se abordaron y hoy tenemos buenas cifras”.

— ¿Y qué pasa con los hurtos, robos y delitos en contra de la propiedad que en verano suben considerablemente y en invierno también se registran hechos?

“En el tema de delitos violentos, hemos disminuido en un 6% hasta este año y en temas de delitos contra la propiedad hemos disminuido en un 16%. Entonces, aquí si bien es cierto, los delitos son multifactoriales y no dependen de un factor. Es por eso que necesariamente tienen que existir muchas instituciones trabajando en este tema, es que hemos podido detectar cuáles son la problemáticas que están causando estos delitos y a ellas las que estamos tratando de atacar. Y eso lo que nos está dando beneficios”.

 

“La sensación de seguridad que se percibe en la comuna y, avalados por los datos gráficos numéricos que entregan las estadísticas, dicen que estamos en una buena senda”.

 

— ¿Y cuáles son los problemas a los que están apuntando?

“En el delito de lesiones, la mayor cantidad de los procedimientos donde hay este delito, es factor el consumo de bebidas alcohólicas. Y es ahí donde estamos haciendo fuertes fiscalizaciones a los locales que expenden, a las personas que ingieren bebidas alcohólicas en la vía pública; a las personas que se encuentran en manifiesto estado de ebriedad. Por ejemplo, en el delito de manejo en estado de ebriedad. hemos crecido en los controles en la comuna en un 55%. Esos controles han significado que hay menos cantidad de infracciones de tránsito. Entonces, netamente está de la mano en cuánto se fiscaliza, cuánto se demuestra que se está fiscalizando y que la gente se cuida más”.

— ¿Y en relación a las drogas? Da la impresión que hay mucho acceso a drogas sobre todo para los jóvenes.

“Ese tema es un tema un poco más delicado. La Ley propiamente tal, la 20.000, es una ley especial. Y esa requiere en tribunales otro tratamiento. Entonces, no es como un delito flagrante. Esta ley establece parámetros de prueba que son muy difíciles de encontrar, pero eso no significa que no se pueda trabajar. Lo que se está haciendo hoy en día es trabajar con organismos especializados. Esta ley es lenta, estos procedimientos son lentos y no se ven graficados de un día para otro. Esto conlleva una investigación y medios de prueba para demostrar al tribunal lo que está pasando. Por eso es que es tan engorroso y complejo trabajar este tema. Pero se trabaja. Y todo va mutando. Por ejemplo, los que venden droga a los jóvenes ya no están parados en las esquinas, lo hacen por redes sociales. No hay burreros. Ahora utilizan medios tecnológicos. Ofrecen por Facebook, Instagram. Utilizan redes sociales. Por eso el OS-7 (unidad especializada en drogas) ha hecho procedimientos en la comuna que han sido positivos”.

— ¿Pero ustedes tienen conciencia de que este problema existe en Pucón?

“Sí. Por supuesto, pero esto no es solamente en Pucón. Es como se está masificando a nivel nacional”.

— Pero en Pucón, por sus características de ciudad turística, pareciera que hay mayor relajo en este tema…

“Creo que más que relajo es la imprudencia del joven. Es una problemática nacional. No es un tema de una institución. Acá entran varios factores y lo bueno es que estamos de la mano trabajando y viendo qué es lo que puede aportar uno y otro. Ya para el próximo año y verano, tenemos que incorporar un plan de drogas en nuestra planificación para el plan estival. Y eso no se había hecho. Entonces nos queda trabajo”.

— Y en la prevención de drogas en los colegios, ¿van a trabajar en eso?

“También están presupuestadas charlas. Estamos terminando abril, que es un mes bastante ajetreado para nosotros y el mes de mayo, hay que empezar a trabajar campañas con colegios y organizaciones comunales”.

— ¿El llamado es a denunciar?

“Totalmente. Muchas veces se toma la denuncia como que acá no va a pasar nada. Se puede tener esa opinión, pero lo importante para nuestra institución es que con esa denuncia nosotros graficamos lo que está pasando en la calle. Y con eso nosotros georreferenciamos la oferta de nuestros carros policiales y nuestros carabineros en el horario, lugar y dia en el que se cometen los delitos. Esa es la mancomunión que tenemos que tener con la comunidad”.

— Otro de los temas que ha sido noticia en Pucón, es lo del tránsito, sobre todo en verano, pero se ha visto algo de trabajo en la mitigación. ¿Podemos esperar que ese trabajo sea permanente en el próximo verano?

“Eso es parte de la planificación que tenemos que hacer para enfrentar el verano. Cuando me enfrento con esta problemática, empezamos con los oficiales a ver cuáles eran nuestras fortalezas y debilidades. Y empezamos a trabajar y hacer un plan y en el mes de febrero lo echamos a andar, obviamente, no exento de problemáticas y pudimos sacar adelante una problemática que afectaba a la convivencia social”.

— Cuando lo hicieron funcionó…

“Eso nos trajo dividendos, pero nos trajo satisfacciones personales que estábamos logrando…”.

— Pero también les trajo demanda…

“Esto me significa un mayor desgaste del personal en cuanto al tiempo libre. Hemos planificado y acordado con la municipalidad en cuanto ellos a la logística y nosotros al personal. En las mañanas, por ejemplo, para el inicio de actividades, la municipalidad con su gente conifica los sectores donde nosotros tenemos que regular tránsito y eso también nos aliviana”.

— Y en el verano, ¿esto se puede replicar todos los días con el mega taco que viene de Caburgua?

“Necesariamente creo que vamos a tener que tener un servicio extraordinario. Tal vez no todos los días, porque yo tengo que atender todas las necesidades de la comuna, pero sí cuando más problemática haya en cuanto horario y lugar”.

 

“Muchas veces se toma la denuncia como que acá no va a pasar nada. Se puede tener esa opinión, pero lo importante para nuestra institución es que con esa denuncia nosotros graficamos lo que está pasando en la calle”.

 

— Este aniversario los toma complicados como institución por temas de corrupción. ¿Cómo le golpea esto al carabinero que está en la calle?

“Eso ha sido tema de análisis institucional y cómo enfrentar nuestra problemática institucional. Y aquí el general director fue enfático en decirlo: nosotros vamos a salir adelante trabajando y eso es lo que estamos haciendo. Hoy en día los carabineros están compenetrados en su trabajo, tienen claridad de cuál es el trabajo. Y tenemos la suficiente convicción de que nosotros somos un aporte para la comuna, la ciudad, la región y el país. Esos hechos que fueron puntuales enlodó nuestra imagen, pero no significa que nos derrotó. Al contrario. Siendo bien crítico, creo que nos fortalece para extirpar esas malas prácticas que aparentemente se estaban dando. Y es por eso que hoy en día salimos con la frente en alto a trabajar y a cumplir con nuestro deber”.

— ¿Y se hace difícil trabajar en ese contexto?

“Obviamente perdimos un camino ya avanzado con generaciones anteriores, pero tenemos que seguir trabajando. Claro que nos dificulta nuestro trabajo, pero eso no significa que no vamos a hacer nuestro trabajo. Hoy día tenemos un compromiso y nuestro general director nos dijo: trabajar, trabajar y trabajar y eso es lo que estamos haciendo”.