Lonko de Pucón y violencia

Les dejamos esta columna que escribió la lonko urbana de Pucón, Rosa Quiñenao en exclusiva para La Voz de Pucón.

Marri marri kom puche

In che lonko Rosa Quiñenao

Ante estos hechos de violencia ocurridos en nuestra región, expreso lo siguiente.

La lucha del mapuche, es una lucha ecológica y espiritual, conectada con los elementos de la Ñuke Mapu, nuestra madre tierra. Ha durado 400 años, en donde hemos sufrido genocidio, usurpación de tierras, montajes, robos de aguas y de animales, destrucción de bosques y montañas, hemos luchado contra megaproyectos, pisciculturas e hidroeléctricas, contaminación de nuestros ríos y lagos, por “el buen desarrollo” dicen, porque en realidad le conviene a este Estado. 

Nuestro mundo es uno con la naturaleza, los mapuche necesitamos el equilibrio de la tierra. Hoy sentimos con más fuerza el racismo patente que ha existido a lo largo de los siglos, pero aún tenemos la esperanza que esto tenga solución.

Espacio Disponible

Hoy nos sentimos golpeados, violentados, hasta hemos sido encarcelados pues se nos ha acusado hasta de terroristas, sin serlo. Los poderes de este Estado no entienden a nuestro pueblo nación mapuche. Los poderes de la modernidad junto con este Gobierno, nos quieren destruir, pues se niegan a reconocer que tenemos nuestra propia cosmovisión. No nos quieren por andar y pisar descalzos, por mirar y agradecer a Antü (sol) todos los días, porque estamos vivos, resistiendo en nuestra tierra dejada por nuestros ancestros; nos han empobrecido pero resistimos entregando valores a los pichi queches (niños y niñas) también violentados por este Estado. 

Aquel individuo que se cree con el derecho de violentarnos, a nosotros los mapuche y los pueblos originarios de nuestro país, desconoce que gracias a nuestras voces y reclamos, hoy aún pode beber agua limpia y lavarse con ella; gracias a nuestros cultivos puede alimentarse, gracias a nuestra lucha puede ver aún los árboles que han sobrevivido al hambre de las forestales. 

Nuestro pully y newen están fortalecidos, están en cada uno de nosotros pues somos duales, no estamos solos, Chao Genechen está aquí. 

¿Por qué valen tanto los mapuche? Pese a todos los conquistadores que llegaron a América, el pueblo nación mapuche ha sobrevivido más de cuatro siglos en esta lucha de sometimiento a nuestro pueblo y ha defendido este paraíso donde habitamos, este paraíso que queremos rescatar para que todos los hijos de nuestros piche queque puedan ver. 

Hemos tenido que sobrevivir bajo la soberbia de este Estado chileno, bajo engaños, golpes, encarcelamiento burlas e incluso la muerte de muchos peñi. Mientras exista este racismo institucional y social que nace de este Estado chileno, creo que difícilmente se encontrará la paz. 

Los mapuche no queremos violencia, ya basta de ver a nuestros peñis y lamñen, niños y niñas llenos de perdigones en sus cuerpos, violentan a nuestros abuelos y abuelas, ya no hay respeto por nuestro pueblo ¿Dónde están los derechos humanos y los derechos de los niños? ¿Dónde está el cumplimiento del convenio 169?

El racismo existe, y se alimenta de la admiración de terribles pensamientos de superioridad de origen europeo, pensamientos de un gobierno racista y opresor, de ojos ciegos, y sin alma, pues no respeta la vida. La ignorancia y las malas actitudes, incuban muchos males que arrastran a la destrucción humana. Pero resistiremos y permaneceremos en la historia y nuestra lucha será escuchada por todo el mundo. 

Es tarea de todos educarnos en la historia de nuestro pueblo mapuche, pues seguiremos desarrollándonos con nuestra propia identidad y seguiremos existiendo con la permanencia y relación ancestral con todo el Wal Mapu, pues nuestra existencia aquí, en esta tierra, ha sido milenaria. Nosotros, los mapuche, hemos ocupado estos territorios desde antes que existieran los que dicen ser chilenos, orgullosos descendientes europeos que solo han provocado un enfrentamiento entre civiles, donde el pueblo agrede al pueblo, lo que bajo ninguna circunstancia es correcto. Tal vez es la forma que este Estado utiliza para legitimar sus propios intereses en búsqueda de más riquezas. Ante esto, debemos recordar al Estado Chileno, que nosotros los mapuche somos nación desde antes del nacimiento del Estado de Chile, existiendo tratados que se remontan al siglo XIX, como lo fue el Tratado de Tapihue de 1825, el que el día de hoy sigue vigente pero sin ser validado por el Estado Chileno. 

Toda esta violencia, puede convertirse en algo desmedido que ninguno de nosotros debe vivir, pues la envidia, el racismo, el odio, nos lleva a sufrir un “gran cáncer” alimentado por el Estado que permite que todos, como sociedad, estemos sufriendo. 

No más violencia con mi pueblo nación mapuche.

Rosa Quiñenao Coliman

Lonko Urbana de Pucón