Educación municipal planifica vuelta a clases presenciales para la última semana de agosto

Según lo que explicaron las autoridades locales el proceso sería voluntario y en formato híbrido. Aseguran que los establecimientos cumplen con todas las medidas de protección para el cuidado de los estudiantes en el contexto de la pandemia.

CIERRE.- Lo que ha sido una constante por un año y medio con los colegios cerrados como lo ilustra la fotografía, podría cambiar en las próximas semanas cuando la educación municipalizada pueda retomar la presencialidad. (Fotografía Rodrigo Navarro).

Luego de 17 meses sin clases presenciales, los colegios municipales podrían terminar con esta medida generada en el contexto de la pandemia de Covid-19 que golpea al mundo. Esto, porque luego de sostener una reunión amplia, desde el departamento de Educación Municipal señalaron que se definió, en primera instancia, volver una modalidad híbrida (presencial y telemática) y voluntaria la última semana de agosto. Específicamente el 23 de este próximo mes.

Elejandro Durán, jefe de la repartición educacional local, sostuvo que la reunión ampliada (autoridades, profesores, alumnos y padres) fue exitosa y provechosa lo que llevó a tomar la decisión. “Las clases presenciales flexibles en nuestra comuna estarían comenzando el 23 de agosto. Fue una reunión bastante provechosa, participativa. Todos los estamentos de las comunidades educativas participaron: profesores, colegio de profesores, directores, centro general de padres, alumnos, jefes de utp. Fue una conversación bastante amena y provechosa donde se propusieron los pro y los contras de este proceso y la idea es darle la posibilidad, aunque sean un porcentaje menor, a las personas que quieran enviar a sus hijos a clases que puedan hacerlo”, comentó Durán.

La municipalidad realizó, a principios de julio, una encuesta a través de su página web para sondear la opinión de los apoderados y padres. Si bien no se obtuvo una participación amplia (cerca de 400 personas), el resultado también fue tomado como referencia y éste arrojó que el 71% de los apoderados no quería enviar a sus hijos al colegio, no obstante se definió abrir para quienes sí deseen clases presenciales: “Existe un 29 por ciento que está clamando que por favor los colegios vuelvan a clases y vamos a atender a esa minoría. La verdad de las cosas es que los procesos académicos están siendo menoscabados y esto a la larga nos va a traer graves consecuencias”. Según Durán los colegios están preparados, tanto en infraestructura como en elementos de protección para comenzar el proceso.

El alcalde Carlos Barra refrendó la decisión de la educación municipalizada y remarcó en que los colegios están preparados para recibir a los alumnos. “Los colegios están adecuados. Estamos listos con todas las medidas. Estamos preparados para recibir a los niños”, remarcó el jefe comunal.

La educación particular de la comuna se encuentra con clases presenciales, prácticamente, desde el inicio del año escolar en marzo.