Menor de edad cayó por barranco cuando andaba pescando con su abuelo

Joven de 14 años habría resbalado y en el sector de Los Calabozos y rodó por una quebrada hasta el lecho del Río El Claro. Bomberos y Carabineros lo rescataron, aunque terminó con un traumatismo encéfalo craneano (tec) y un hematoma subdural.

 

Una aventura de abuelo y nieto casi termina en tragedia. Eso, por que lo que empezó como un día de recorrer el bosque y pescar en la zona de Los Calabozos, cerca del Salto el Claro, terminó en un operativo en el que los grupos de rescate de bomberos y Carabineros, debieron extremar sus recursos para sacar al menor Kevin V. E. E. de 14 años de una quebrada de unos cinco metros en medio de un tupido bosque nativo.

Según lo que contó el abuelo del menor, Claudio Enríquez Vera (78), ambos salieron a eso de las 9 de la mañana desde su casa ubicada en una de las villas de Pucón. La idea era, según Enríquez, recoger algo de madera y leña; y, de parte del joven, tratar de sacar algún pez del estero El Claro. Pero cuando faltaban pocos minutos para las tres de la tarde, el abuelo cuenta que sólo sintió algunos quejidos y cuando llegó donde estaba el joven, vio a Kevin entre dos piedras en medio del lecho del río. Se cree que, en principio, habría resbalado desde una altura de unos cuatro a seis metros.

“Andábamos el chico y yo. Él pescando y yo buscando madera. Seguro se resbaló. Yo lo pillé en el agua. Cuando lo encontré se quejaba no más. Lo saqué del agua, lo dejé medio recostado y fui a pedir ayuda”, contó el abuelo a La Voz….

Pero el hombre, por la distancia y por andar sin celular, tuvo que recorrer cerca de un kilómetro para llegar donde una persona que dio aviso a Bomberos. Y luego de dar la alarma, se congregaron cerca de 20 voluntarios de la 1era y 3era compañías, quienes partieron pasadas las 16 horas hasta el lugar de los hechos. Así las cosas, los voluntarios tuvieron que extremar medidas para llegar hasta donde estaba el joven, estabilizarlo y luego sacarlo en una camilla.

Espacio Disponible

“Se realizó una evaluación y viendo que acusaba bastante dolor lateral y cervical, fue una extracción rápida producto de sus golpes. Se concurrió en conjunto con la 1era y 3era compañía (…) fue una caída bastante grave en la cual podemos decir que con suerte salió favorable el rescate”, sostuvo Eduardo Rivera, segundo comandante de Bomberos y quien estuvo a cargo de la operación.

Luego de ser derivado hasta el Hospital San Francisco, donde se le realizaron las primeras evaluaciones. En el centro asistencial se le diagnosticó un traumatismo encéfalo craneano (tec) y un hematoma subdural producto del golpe en la cabeza. Hasta el cierre de esta edición se manejaba la posibilidad de derivarlo a Temuco.