Blanca Beraud acusa falta de fair play de parte de ex alcaldesa y entorno de esta: “Ha sido brutal el maltrato sistemático a mi candidatura y a mí como persona”

La representante de la DC acusó, además, falta de liderazgo de Edita Mansilla y sostuvo que la situación ha sido compleja desde lo humano. También proyecta su opción en las próximas elecciones municipales y repasa sus propuestas —que incluyen un hospital público y promover construcción de viviendas sociales— en caso de ganar en las urnas. Además evalúa los efectos de su impugnación a Carlos Barra en la que, asegura, actuó movida por una “convicción jurídica”. 

INTENTOS.- Este es el segundo intento consecutivo de la candidata de la DC para alcanzar la alcaldía de Pucón. (Fotografía Rodrigo Navarro).

Costó, pero al final salió. Las restricciones de cuarentena, la suspensión de las campañas y problemas de agenda. Estas y otras razones atentaron para que la candidata de la DC a la alcaldía de Pucón, Blanca Beraud (49), pudiera someterse al ejercicio periodístico de la entrevista con La Voz…. Pero lo planificado se cumplió, y la postulante al sillón municipal abrió un espacio en su retomada agenda de campaña para responder. Y este es el resultado de casi una hora de preguntas y respuestas.

— ¿Cómo te vino la ampliación de plazo de la campaña?

“Lo tomo con bastante tranquilidad porque era necesaria esta medida debido a la cantidad de contagios y en realidad uno sopesa cuando debe resolver entre el cuidado de la salud de las personas y el momento político, obviamente la salud de las personas prima. Para mí la decisión fue acertada”.

— ¿Pero cómo te toma a tí en relación a la campaña?

“(Piensa su respuesta) Yo diría que no afecta mucho. Nosotros veníamos con bastante tiempo trabajando la campaña. Hemos visitado y hemos hecho bastante puerta a puerta, realizamos los diálogos, hemos hecho bastante trabajo en terreno y entendiendo la naturaleza de la decisión, uno tiene que asumir que era lo mejor desde el punto de vista sanitario. No lo evalúo ni positiva, ni negativamente desde el punto de vista electoral”.

— Pero te da más tiempo de campaña, que es mejor siempre para los aspirantes…

“Creo que sirve también para hacer una preevaluación de lo realizado y profundizar en algunos temas en los que pudieron hacerse más énfasis”.

— ¿Y qué te dio esa evaluación de la campaña?

“Todas las campañas tienen sus fortalezas y debilidades. Si me preguntas a mí qué es lo que me hubiese gustado más haber hecho en este tiempo, ese contacto directo más en terreno. La pandemia no nos permitió estar en terreno como yo hubiese querido. Para mí ese contacto directo con la gente es muy importante; no obstante estuvimos mucho en terreno”.

— Desde afuera se ve como que ninguna campaña ha prendido mucho o que la campaña municipal, en general, a diferencia de otros años, como a poca gente le importa. ¿Cuál es tu impresión respecto de eso?

“Primero hay que evaluar en el sentido de que este ha sido un proceso sumamente difícil para todos los ciudadanos. Estamos en un momento complejo. Viene una campaña que no es solamente a alcalde, sino que es a concejales, gobernadores y constituyentes. Entonces es un proceso electoral muy distinto a otros en un momento en el que estamos golpeados por una pandemia que es brutal. Entonces, para todos ha sido difícil hacer una campaña de estas características; primero, porque tenemos limitaciones reales con el tema de las cuarentenas y aforos y eso te limita, objetivamente, la cercanía con la ciudadanía y hace imposible un despliegue territorial como uno quisiera. Ese es un dato súper objetivo e imagino que a la mayoría de los candidatos le habrá pasado lo mismo”.

— ¿Pero concuerdas que la campaña en general no ha prendido?

“La campaña a nivel nacional no ha prendido. Obviamente ha sido de una lentitud porque hemos estado la mayoría del tiempo en cuarentena”.

— Y en ese sentido, ¿no existe una autocrítica de los candidatos y tuya en particular de generar poca empatía o convocatoria hacia el votante para motivarlos?

“Personalmente considero que mi candidatura ha hecho todo lo posible por generar esa sintonía con la ciudadanía. Nos esforzamos por salir a terreno, primero porque eso también significa un riesgo y pese a que uno toma todas las medidas sanitarias, siempre hay un riesgo cuando sales a terreno a comunicar el mensaje y eso ya es una decisión. Hay algunos candidatos que se han replegado y han estado en sus casas optando por la vía de plataformas digitales. Nosotros optamos por las dos. Y esa fue una decisión entendiendo que era fundamental llegar a los hogares y a las casas y a nosotros nos ha tocado llegar a hogares que nunca fueron visitados en esta pandemia. Y esto nos ha dado la posibilidad de llegar a lugares donde no llega nadie y nosotros hemos llegado con nuestras propuestas y nuestro mensaje. Entonces, si me preguntas si tengo una autocrítica, creo que uno siempre puede hacer más y yo voy a ser la primera autocrítica con lo que puedo hacer mejor, pero que hemos hecho todo lo posible para llegar a todos los lugares con el mensaje, sí. Yo por lo menos lo he hecho”.

— Haciendo la evaluación del pasado reciente, es inevitable no preguntar por la impugnación al alcalde y ahora candidato Carlos Barra. Estuvo a punto de funcionar para tus objetivos, pero se cae al final. ¿Cómo evalúas la acción en el ámbito electoral ya con el paso del tiempo?

“Creo que claramente él se victimizó. Evidentemente sí. Él lo utilizó políticamente…”.

— Pero eso se entiende, porque él es político, era lógico que lo utilizara a su favor…

“No necesariamente porque uno toma una decisión cuando se victimiza. Ahora, había una situación objetiva, el fallecimiento de su esposa, que me merecía, desde el punto de vista humano, todo el respeto y toda la solidaridad; pero ese no era el tema, el tema era principalmente el momento jurídico que tenía yo, porque existía un plazo determinado para imponer este requerimiento, y yo ocupé y ejercí el derecho constitucional que establece la ley para poder hacerlo. Ahora, a mí lo que me llama la atención que los dos otros candidatos (Mario Peñafiel y Edita Mansilla) que podrían haberlo hecho no lo hicieron y eso creo que sería importante preguntárselo a ellos; porque desde el punto de vista jurídico, y la resolución también lo señaló, había una justa causa desde el punto de poder pensar que era aplicable la norma al actual alcalde desde el punto de vista de la cantidad de períodos que él ha ejercido como alcalde. había una justa razón para la presentación y esa justa razón era jurídica, no personal. Y por eso digo que el alcalde sí lo utilizó, sí se victimizó y señaló cuestiones bastante inapropiadas desde el punto de vista de mi persona”.

CAMPAÑA.- La campaña ha sido compleja para los candidatos a raíz de la pandemia del Covid-19. El trabajo a distancia ha sido clave.

— ¿Como cuáles?

“Lo dijo el diputado René Manuel García en una entrevista señalando que no procedía, que en algún momento me habrían apoyado en alguna situación desde el punto de vista laboral. A mí me parece sumamente inapropiado porque ellos sabían que el ejercicio de un derecho constitucional es el derecho de cualquier ciudadano a hacer una presentación. Yo tomé la resolución de hacerlo sabiendo que podría tener un costo”.

— Y ahora, con el paso del tiempo ¿cómo evalúas ese costo?

“Si me preguntas si lo volvería a hacer; sí, lo volvería a hacer, porque primero, yo no me arrepiento de las acciones que en conciencia tomo; segundo, porque desde el punto de vista jurídico tenía una convicción que era legítima que yo la presentara, además era jurídico y no hubo ningún tema personal o político en esa presentación. Y por eso yo lamento, porque fui brutalmente criticada por el mundo de derecha, pero también increíblemente por sectores del mundo de izquierda y de la centroizquierda, porque consideraron que la sola presentación de este requerimiento era casi como que yo tenía la intención de saltar por la ventana y eso me parece insólito y me parece sumamente injusto que, en vez de destacar una acción que se presenta desde el punto de vista jurídico, se cuestione la sola posibilidad de que una candidata pueda requerir la resolución en las instancias que existen de acuerdo al marco legal”.

— Y electoralmente, ¿cómo lo evalúas?

“Para mí hay convicciones personales. Y creo que me vino bien, porque la gente se dio cuenta que soy capaz de enfrentar con argumentos jurídicos y presentar posiciones. Que no le tengo temor a actuar correctamente cuando tengo la convicción de hacerlo y que si tengo que tomar acciones como, por ejemplo, el informe de Contraloría que tiene que ver con tomar acciones para hacer el cumplimiento de los hallazgos del informe, yo estoy disponible a hacerlo. Y me llamó la atención de que mucha gente consideró que la acción fue valiente. Hubo sí los menos que me denostaron y me llamó mucho la atención ese cuestionamiento del mundo de la centroizquierda cuando el ejercicio de un derecho constitucional es parte de un principio básico en la democracia. Que increíblemente te cuestionen de parte de un sector que apoya a una candidata determinada me parece insólito por no decir que no procede”.

— Ya que hablamos de ese sector en particular y de esa candidata en particular (Edita Mansilla), ¿fue un error que la oposición a Barra haya ido dividida? Porque si no han logrado ganar con candidaturas únicas, es complejo que lo hagan separadas…

“(Piensa su respuesta…) Buena pregunta. Yo diría principalmente que hice muchas gestiones para que esa unidad que esperaba la ciudadanía se generara. Lamentablemente no hubo disponibilidad”.

— ¿Qué gestiones?

“Lo que pasa es que esta generación de mi candidatura fue a propósito del pacto de Unidad Constituyente. Y a nivel nacional se decidieron de tres formas y también lo he señalado en otras entrevistas: acuerdos, primaria o encuesta. Y en alrededor de 120 comunas se decidió, justamente, por acuerdo. Y ese acuerdo existió y se trató de hacer cumplir ese acuerdo en la comuna y, finalmente, el equipo de la otra candidata y la otra candidata no aceptó ese acuerdo y decidió presentar su candidatura independiente al pacto Unidad Constituyente. Ahora, uno siempre está dispuesta a sentarse a conversar y yo sí estuve dispuesta a sentarme a conversar y esa posibilidad no fue acogida”.

— Pero Edita Mansilla planteó en varias entrevistas que ella estaba dispuesta a ir a una primaria contigo o alguna definición más democrática más allá del acuerdo cupular y que tú no lo aceptaste…

“Lo que pasa es que no fue un acuerdo cupular, sino que también fue un acuerdo con representatividad de los liderazgos comunales y regionales. Entonces señalar que solo fue un acuerdo cupular no es efectivo”.

— …Pero los liderazgos de los partidos en Pucón son débiles. Siempre lo han sido.

“Pero existen esos liderazgos. Distinto es cuando esos liderazgos no quieren asumir algo que fue conversado. Eso es distinto”.

— Vuelvo a la pregunta, ¿es un error ir divididas?

“No diría que fue un error, diría que no fue lo óptimo. Obviamente nuestro sector debió levantar una sola candidatura y eso habría fortalecido más al bloque de centroizquierda, pero la situación es así y ya estamos de candidatas y ad portas de la elección”.

— Pero más allá de las decisiones que no se tomaron, ¿cómo evalúas el comportamiento del sector que apoya a Edita Mansilla y a la candidata misma?

“Desde el punto de vista político yo esperaba un fair play, un respeto y una legítima y sana convivencia y competencia y no ha sido así. Yo hubiese esperado desde ese punto de vista una forma distinta de relacionarnos entre los candidatos y especialmente las candidatas. Y yo lo digo desde el punto de vista humano y es importante en política, ya que a la política le falta humanidad. No todo es el ejercicio del poder a costa de lo que sea y yo me siento absolutamente maltratada por el sector cercano al bloque de la candidata. Y efectivamente ha sido así. Ha habido un cuestionamiento brutal por las redes sociales. Han sido no críticas desde las ideas y un fair play lógico, sino que ha sido brutal el maltrato sistemático a mi candidatura y a mí como persona. Y lo lamento profundamente porque uno esperaría algo distinta o por lo menos el liderazgo desde la candidata de decirle a sus colaboradores más cercanos que hay ciertas cosas que siempre se respetan en el marco de la política, pero principalmente entendiendo que después de las elecciones todos vamos a convivir en una comuna tan pequeña como la nuestra”.

— ¿Y el rol de Edita Mansilla en todo esto?

“Es el que falta. El liderazgo de parar este tipo de situaciones que son muy lamentables y muy dolorosos desde lo humano”.

— ¿Estás sentida o dolida?

“Lo lamento desde lo humano”.

— Y con todo este contexto, ¿en qué te fundamentas —más allá de la retórica— para asumir posibilidades de ganar tomando en cuenta que la elección anterior perdiste con Carlos Barra (por un poco más de 2.000 votos?

“Esa fue mi primera presentación como candidata y yo invito a mirar las cifras. A comparar la primera vez que se presentó Carlos Barra, a comparar la primera vez que se presentó Edita Mansilla y Blanca Beraud. Lejos mi rendimiento fue superior. Lejos. Primera vez candidata, Edita cinco veces candidata, Carlos Barra 20 años alcalde. Entonces, tú me preguntas en qué me baso yo, te digo que en la mejor encuesta: la calle, la gente y el contacto directo”.

— Pero si le pregunto a todos los candidatos, probablemente todos dirán lo mismo, que la calle les dice que van a ganar. Probablemente sea poco objetivo…

“Tú me haces una pregunta y yo respondo. ¿En qué me baso yo? En la calle. Me baso en la gente, en las conversaciones cotidianas que tengo y en las visitas que hemos realizado. Me baso en eso”.

— ¿Por qué la gente debería votar por tí y no por Edita Mansilla, Carlos Barra o Mario Peñafiel?

“Primero porque tengo una formación y preparación. Cuento con las herramientas para poder administrar la municipalidad. Conozco la administración pública. Conozco cómo se pueden apalancar recursos y cómo se puede desarrollar una buena gestión eficiente. Soy una vecina de toda la vida en esta comuna. Conozco los problemas de la comuna y tengo una convicción profunda de lo que tenemos que hacer. Conozco los problemas, pero además nunca le voy a cerrar la puerta a los vecinos en la municipalidad y tampoco los voy hacer esperar tres o cuatro meses una atención directa con su alcaldesa”.

— ¿Por qué podrías ser más competitiva que Edita en la campaña?

“Principalmente porque no hay una buena evaluación de su gestión anterior y eso es un dato objetivo. Tú lo consultas en terreno y es un dato objetivo. Ella perdió estrepitosamente (en 2012 Edita Mansilla perdió por 2.241 votos la alcaldía frente a Carlos Barra) siendo una alcaldesa en ejercicio que perdió en el desarrollo de su primera gestión con una tremenda votación que tuvo el alcalde Carlos Barra. Y ese es un dato objetivo, no hay una buena evaluación de la gestión de Edita. Los vecinos lo dicen, no lo digo yo. La ciudadanía tiene un sentimiento de dolor, ya que ellos esperaban mucho de su gestión como alcaldesa. Y lo primero que se espera es que sea un liderazgo cercano a la gente y lo otro que fue una lamentable debilidad es la contratación de muchas personas operadores políticos del PPD (Partido por la Democracia) que ella trajo a la municipalidad. Y eso es un error”.

— ¿Tú no traerías operadores políticos de la DC?

“No. Absolutamente no. Tengo un compromiso real y lo he dicho desde el primer día de campaña. Y un ejemplo es que cuando fui directora del Fosis trabajé con 13 profesionales jóvenes de Pucón”.

— ¿Tienes un equipo preparado en el caso de ganar?

“Sí, hemos venido trabajando con buenos equipos y son jóvenes profesionales de Pucón. Creo en los jóvenes y profesionales de Pucón y también creo en la experiencia de muchos funcionarios municipales de Pucón que hoy tienen la mejor disposición y se han puesto al servicio de la comuna”.

— Según tú, ¿qué significaría para la comuna una nueva administración de Carlos Barra?

“Lo mismo de siempre”.

— ¿Y qué es lo mismo de siempre?

“Las debilidades que hemos tenido en la administración. Mantener la falta de ordenamiento territorial, los problemas que hemos tenido en el borde del lago, los problemas de control, la falta de fiscalización; una falta de liderazgo; el inclumplimiento de varios temas fundamentales como la no implementación de importantes programas que van en beneficio de la gente. Eso yo lo lamentaría profundamente por Pucón y nuestra gente. Sería más de lo mismo”.

— Hagamos un poco de política ficción y asumamos que el 16 de mayo en la noche los votos te dan el triunfo, ¿cuáles serían tus primeras medidas?

“La primera medida sería hacerse cargo del déficit presupuestario. Y para eso hay que hacer gestión político técnica para apalancar más recursos al municipio y tocar las puertas de la Subdere para que inyecte recursos y avanzar en el déficit presupuestario que es complejo para la comuna. En segundo lugar avanzaría rápidamente también con temas que son fundamentales en Pucón como el informe de Contraloría que nos da un plazo determinado para cumplimiento de acciones que además tienen consecuencias jurídicas y tienen consecuencias importantes en cuanto a la administración del propio municipio. Y tercera, hay que generar acciones rápidas desde el punto de vista de las necesidades sociales y económicas que tiene la comuna. Hay que generar acciones para llegar a los distintos hogares que no han recibido las prestaciones necesarias y que no han recibido, en muchos casos, ni siquiera una canasta familiar”.

— ¿No harías una auditoría externa, como lo dijo el candidato Peñafiel, para ver el tema de los recursos y cómo se gastan?

“Sí. También una auditoría es vital e importante”.

— ¿Pero no estaría entre tus tres prioridades?

“La auditoría también es importante, pero partí por las otras primero entendiendo el contexto social. Lo que pasa es que estamos en un momento muy complejo y como he estado en terreno, sé lo difícil y lo complicado que están los hogares de nuestra comuna. Y el tema social económico, tenemos a muchos emprendedores que están complicados con sus trabajos y eso es vital abordarlo cuando uno llegue al municipio. Obviamente que una fiscalización a través de la auditoría tiene que venir y yo tengo una acción en esa línea, pero estos temas también tienen que ir en los mismos énfasis”.

CONFIANZA.- Blanca Beraud dice estar confiada en la respuesta de la comunidad en las urnas el próximo 15 y 16 de mayo, los días de las elecciones. (Fotografía Rodrigo Navarro).

— Hablas del déficit, y ha sido un tema notorio las últimas semanas. Tú has tenido experiencia en la administración pública en diferentes cargos, la pregunta es tomando en cuenta esa experiencia y lo que se ve desde afuera, ¿cómo tomas el argumento de que el déficit se debe a la pandemia y no a un problema de administración? 

“Creo que se debe a los dos fenómenos. Si me preguntas a mí, hay datos objetivos de que la pandemia ha impactado a los ingresos municipales, pero también hemos tenido otros ingresos que han aumentado. Se conoció en un reportaje que los permisos de construcción habían crecido más de 70%. Ahí se ha ido equiparando la falta de ingresos por otro lado los emprendedores han seguido pagando las patentes; los permisos de circulación también se han ido pagando y han sido ingresos que han ingresado a las arcas de la municipalidad; pero por otro lado la pandemia ha impactado desde el punto de vista de las dificultades de la administración del presupuesto, pero claramente la administración ha tenido su debilidad desde el punto de vista de la eficacia y la eficiencia. Nadie podría señalar que ahí no hay una tremenda debilidad y ese es un dato objetivo”.

— ¿Y dónde crees que han habido debilidades en el ámbito de la eficacia y la eficiencia?

“Yo diría que faltaron medidas preventivas y pensando en la planificación que tiene que tener siempre una ejecución presupuestaria siempre uno toma medidas preventivas en estas situaciones de crisis. Faltó austeridad. Si me preguntas creo que faltó mucha más austeridad en tiempos de ‘vacas gordas’. Uno siempre tiene que manejar los recursos públicos como los suyos. Además hay una clara debilidad desde el punto de vista de la generación de esta nueva planta que aumentó en forma considerablemente los grados de los grados superiores, no dando la posibilidad de esa profesionalización que uno esperaba a esos cargos que por mucho tiempo se mantuvieron a honorarios y contratas y ahí hay una tremenda debilidad. En tiempo de ‘vacas gordas’ uno puede entender, pero en el tiempo de ‘vacas flacas’ en el que estamos súper apretados todos, parece una decisión sumamente equivocada haberlo hecho”.

— ¿Cuál es tu posición respecto al casino y los cambios que ellos promueven en el proyecto?

“Entiendo que hay una modificación pendiente respecto a la segunda modificación que presentó Enjoy. Eso todavía no se ha resuelto. Ahí la superintendencia (de Casinos y Juegos) es la entidad que se creó para fiscalizar estos procesos y son ellos los que tienen mucho que decir sobre el cumplimiento o no de los términos del cumplimiento de la licitación que ha cambiado bastante desde la propuesta original. Creo que para definir claramente el camino hay que esperar la resolución de la superintendencia”.

— En caso de que Enjoy no pueda construir ¿eres partidaria de cobrar la boleta de garantía de US $13 millones?

“Lo que pasa es que esa facultad de cobrar o no la boleta de garantía también la resuelve la superintendencia, porque de hecho la boleta la tiene en resguardo la superintendencia”.

— Pero los dineros van en beneficio de la municipalidad…

“Por supuesto, pero quien resuelve y tiene la facultad por ley es la superintendencia”.

— Finalmente, ¿cómo proyectas a Pucón de aquí a 30 años?

“Primero, un Pucón con un turismo sustentable y sostenible en el tiempo; con una planificación clara; con servicios básicos instalados en la comuna y me refiero a las 2000 viviendas que faltan con alcantarillado, también me refiero a avanzar con el déficit hídrico y proyectar a Pucón con la instalación de los instrumentos que tenemos para avanzar en esa línea de APR (agua potable rural) en sectores donde aún no tenemos agua; con el tema de acceso para evitar los tacos; con un plan de descontaminación del lago implementado y con el marco regulatorio acorde a lo que necesita una comuna turística que respeta y protege al medio ambiente. También resolver el tema de vivienda de más de 1.400 familias que por años han esperado una vivienda digna. Y en salud la construcción del hospital público para Pucón que incorpore las especiales por las cuales hoy nuestros vecinos deben trasladarse a otras comunas para recibir esa prestación”.