Las inoficiosas cifras Covid

Desde hace casi dos años la pandemia del Covid-19 ha golpeado al mundo. Y esto no solo ha sido en el ámbito médico; sino que también en la economía, en las relaciones familiares, en nuestras costumbres sociales y también en la salud mental. Desde que todo partió, en marzo de 2020, cada día recibimos y publicamos las cifras entregadas por la seremi de Salud para Pucón y la región. Esto, para llevar el pulso de los contagiados y casos activos que, en los hechos, nos marcaban las medidas y la etapa del Plan Paso a Paso en el que caeríamos. 

Y era muy relevante. Tanto, que hace casi un año exacto, Pucón caía en su primera cuarentena producto de lo disparado que estaban los contagios y el peligro de propagación del virus en la comunidad. Y todo esto en plena temporada alta con todo los efectos económicos y sociales que esto nos trajo. Sin duda que ha sido una de las etapas más duras y difíciles en nuestra historia reciente de comuna.

Pero las cosas han cambiado. La irrupción de las vacunas y la alta penetración de las mismas en el país y la comuna; además de que pareciera ser que la cepa predominante, si bien es más contagiosa, también es más benigna con quienes enferman; han hecho que el escenario no sea el mismo que el que enfrentamos hace un año. Por lo mismo entendemos que, al menos en lo periodístico, es algo inoficioso publicar diariamente la cifra de contagiados. Sean altos o bajos, debido a que lo que pareciera ser relevante es la cantidad de ellos que cae al hospital u ocupa una cama UCI.

Es decir, que como medio de comunicación hemos adoptado —desde un tiempo a esta parte— de no publicar a diario las cifras de contagiados en la comuna. Entendemos que nuestro rol es informar y no hacer comunicación estratégica de riesgo (ya que ese es el rol del Gobierno). Además creemos que exponer a diario números de contagios solo aporta a la ansiedad y al miedo que genera la posibilidad de nuevas restricciones, tal como las que vivimos hace un año. Esto, porque si bien ya no existen las cuarentenas como tales (en buena hora), es posible que el puconino medio la tenga como un referente de terror sobre los efectos del virus.

¿Quiere decir esto que dejaremos de informar sobre el coronavirus? Por ningún motivo. Siempre estamos al pendiente de lo que creemos es noticia y merece saberse en todos los ámbitos de nuestro desarrollo. Pero además de eso, creemos que es trascendental que mantengamos ciertos cuidados porque la pandemia sigue afuera. Y, además de eso, seguir con el exitoso proceso de vacunación que ha llevado adelante el país. Es indudable que las vacunas han ayudado a sobrellevar mejor esta crisis y es menester de todos seguir en esa línea y profundizar las campañas, sobre todo las comunicacionales, para que los amadores de teorías conspirativas no sigan ganando espacio y, de paso, poniendo en peligro a la gente que los rodea.