Cambio de mando y feminismo. ¿En Pucón qué?

*Por Daniela García

Dos grandes hitos de esta semana marcan el comienzo de una nueva etapa en nuestro país. El cambio de mando no es solo de derecha a izquierda, ni de una generación a otra, ni tampoco de una constitución a otra, sino también de un modelo patriarcal a uno feminista.

Es fundamental entender que el feminismo no es contra los hombres, si no un sistema que busca derribar estructuras que vulneran a las mujeres. Algunas acciones concretas del nuevo gobierno son la representatividad en un gabinete con mayoría mujeres, la incorporación del ministerio de la Mujer y Género al comité político y que cada ministerio tendrá una asesora especialista en enfoque de género. 

El enfoque de género se basa en la premisa de que las políticas afectan de manera diferente a hombres y mujeres y apunta a examinar el impacto que tienen éstas en su población objetivo. Es una herramienta que permite comprender las demandas diferenciadas de hombres, mujeres y diversidades con el propósito de dar respuestas más equitativas a sus necesidades. Y por supuesto hacerse cargo de las enormes brechas que se han perpetuado históricamente.

Por ejemplo, para generar más empleo femenino debemos atender el hecho que existe una distribución asimétrica del cuidado no remunerado y que las brechas salariales aún existen. En temas de medioambiente las políticas deberán atender el que las mujeres vulnerables son el segmento de la sociedad más afectado por el cambio climático y que la igualdad es clave para forjar un futuro sostenible. Las políticas de acceso a la salud tendrán que priorizar las temáticas de salud reproductiva y salud mental, entre otras.

En Pucón la máxima autoridad no se ha autodenominado feministas. Sin embargo, hoy somos dos mujeres en el concejo municipal. Hemos creado la comisión de género (la cual presido como concejala) y hace ya unos años existe la Oficina de la Mujer, un programa municipal para atender las necesidades de violencia y una gran variedad de servicios. Uno de los principales desafíos para este año es lograr la transversalización de las temáticas de género mediante la actualización del protocolo de maltrato y acoso laboral, la creación de un manual de lenguaje no sexista, capacitaciones sobre perspectiva de género y actualizar la Política de Recursos Humanos e Introducción de Enfoque de género en el pladeco.

Las grandes necesidades y desafíos de las mujeres en Chile, según la nueva ministra de la Mujer, son la violencia y la soberanía económica. Las mismas que se han identificado a nivel comunal. La oportunidad entonces está en cómo el gobierno local se suma al impulso nacional de asumir los desafíos de género como desafío propio de su gobierno y como trazamos un camino que asegure el debido enfoque en todas las políticas locales.

*Daniela García es concejal independiente de izquierda en Pucón.