Terrazas: municipalidad espera tener esta semana despejada las calles y empresarios anuncian que no subirán a la Suprema

Jorge Toro, parte del grupo de gastronómicos que judicializó el tema, sostuvo que faltó voluntad de parte de las autoridades locales para llegar a un acuerdo y acusó que muchos restauranteros se colgaron de la acción y lograron mantener las infraestructuras por la temporada que recién pasó.

RETIRO.- Jorge Toro señala que la intención siempre fue dialogar con las autoridades y que el recurso fue, en los hechos, la última alternativa que tuvieron. En la imagen, se ubica donde antes estuvo su terraza en el pub Black Forest.

Cuando ya pasó un poco más de una semana desde que se conoció el fallo de la Corte de Apelaciones que rechazaba el recurso que pusieron siete empresarios gastronómicos para mantener las terrazas en la vía pública vehicular, ya hay algunas definiciones. Entre ellas, que los restauranteros reclamantes no subirán la causa a la Corte Suprema y se allanan a sacar las infraestructuras de las calles. Y por otro lado, la municipalidad espera que las vías estén completamente libres dentro de la semana.

Jorge Toro, dueño del Black Forest y uno de los emprendedores que estuvieron en la causa judicial, explicó el por qué se mantuvieron en la decisión de permanecer en la vía pública hasta después de la Semana Santa. “La única opción que nos dio la municipalidad fue poner el recurso. Nosotros hicimos todo el lobby posible para que nos dejaran pasar la temporada. Hablamos con los concejales, con el alcalde y con algunos diputados para poder seguir, ya que el contexto de pandemia seguía en ese entonces (fines de 2021)”, señaló Toro, quien agregó: “Cuando se autorizaron estas terrazas nos mandaron unos requerimientos técnicos sobre cómo tenía que ser la terraza, después nos dijeron que esos requerimientos técnicos no iban y de ahí quedó la crema con el desorden”.

Según Toro, cuando terminaron ese proceso de las especificaciones técnicas de las infraestructuras, les llegó una carta en torno a que tenían que sacar las terrazas a finales de septiembre. Para ellos, esta situación resultaba algo injusta, ya que querían recuperar lo invertido y era clave pasar la última temporada de verano: “Hablamos con el administrador de aquel entonces, con los concejales y con el alcalde a través de la ley del Lobby. Hablamos y les planteamos la inquietud de pasar la temporada, pero ellos se entramparon porque ellos no podían autorizar algo que no estuviera dentro de la vereda, ya que la calle corresponde al ministerio de Transporte”.

El punto es que según Toro, todo pasó por un tema de voluntad, ya que de alguna forma se interpreta que la municipalidad tenía cierta jurisdicción sobre las calles ya que, por ejemplo, puede concesionar los parquímetros: “Finalmente era un tema de voluntad, porque finalmente las calles las concesiona la municipalidad y nosotros lo que queríamos era pagar por el espacio. Pagar cada metro cuadrado. Creo que hubo poca voluntad y nosotros nunca quisimos ir al recurso legal, pero no nos quedó otra opción”.

En todo caso, en el recurso se planteaba la idea estar hasta fines de Semana Santa y el mismo recurso en la Corte posibilitó que otros restauranteros se colgaran de él y no movieran sus terrazas. “Nosotros pusimos el recurso, le pagamos a un abogado y nosotros vimos que muchos se colgaron del recurso. Todos se colgaron y nadie movió las terrazas, pero los que pagaron y fuimos apuntados con el dedo, fuimos nosotros siete”, acotó.

Finalmente Jorge Toro explicó que, por lo mismo, ya que el asunto se judicializó era necesario esperar el fallo: “No podíamos sacar las terrazas hasta que llegara el fallo. Si nosotros usamos ese recurso legal, teníamos que esperar el fallo de ese recurso. Tampoco queríamos estirarlo más”.

El administrador municipal, Carlos Olave, en tanto, señaló que esperarán esta semana para que los restauranteros judicializados saquen las terrazas de la calle. “Hemos visto que otros restaurantes están sacando sus Terrazas, dando cumplimiento así al compromiso adquirido por ellos mismos, por eso esperamos así tener las calles despejadas esta semana de manera voluntaria”, sostuvo. De no suceder es probable que recurran a un decreto y a la posibilidad de cursar infracciones.