El real efecto del Trafampulli

Sr. Director:

En algunos medios de comunicación se ha dado gran cobertura a la destrucción del muro  o dique que impedía el aporte de agua del río Trafampulli al lago Caburgua, lo que, claramente constituye una acción ilegal, por cuanto dicho dique fue ordenado construir por el organismo rector en la administración de los recursos hídricos de nuestro país, basado en las disposiciones legales del Código de Aguas. El río Trafampulli no es ni ha sido jamás un afluente natural del lago Caburgua, por más antiguo que se sea dicho aporte, no puede ser considerado

En todo caso, haciendo abstracción de lo antes mencionado, dicha acción tendrá muy poco efecto, más bien nulo, en la recuperación de los niveles históricos del lago Caburgua, por cuanto su situación se debe a los 13 años de que dura sequía o falta de lluvias y a la pérdida constante de sus recursos por afloramiento subsuperficial. Para clarificar lo antes mencionado se puede hacer el siguiente ejercicio, considerando para ello lo que nos señala la hidrología del lago:

Para el efecto solo considerará que actualmente el lago tiene solo un 70 % de su área superficial esto es 36,34 km2, o 36.340.000 m2. Para subir 1 mm el nivel de lago se requiere un aporte de un volumen de agua equivalente a 36.340 m3.

Si se asume que el aporte del río Trafampulli, en el aforo realizado recientemente, está aportando 72 l/s equivalente a 0,072 m3/s, se necesitarían 36.340/0,072 segundos de tiempo, es decir 504722 segundos o casi 6 días, sin considerar la evaporación desde el espejo del lago que alcanza en esta época un valor de 5 mm. En consecuencia, el efecto que tiene la destrucción del muro en la situación actual es ABSOLUTAMENTE NULA, por cuanto ni siquiera compensaría la evaporación natural desde la superficie del lago.

Ahora bien, si se asume un como aporte máximo del río Trafampulli al lago Caburga un caudal de 1m3/s o 86.400 m3/día, el ascenso de 1 mm del nivel tardaría 10, 1 horas, por lo que tampoco compensaría la evaporación, que diariamente significa 5 mm en esta época.

Es lamentable la situación ya que el lago, de no mediar un período de lluvias intensas y de larga duración, seguirá descendiendo de nivel con todo el impacto visual y paisajístico que ello conlleva.

Francisco Díaz Fuenzalida

Ing. Agr. Diplomado en Hidrología General y Aplicada.

Ex director de la DGA.