Deterioro en las rutas

Las vacaciones de invierno ya quedan atrás, pero las inclemencias del tiempo no: el frío, la lluvia y la nieve aún se mantienen firmes y así será por varias semanas. Pero, pese a las cuentas alegres del comercio por la pequeña temporada alta invernal; hay un problema que así como el frío, la lluvia y la nieve tampoco se quiere retirar. Se trata del mal (pésimo) estado de las rutas principales y secundarias de nuestra comuna. 

Los caminos están en un nivel paupérrimo. Los hoyos en el pavimento se han convertido en trampas con potencial mortal y en el campo la situación no es para nada mejor, sino que empeora. Mientras, nuestras autoridades locales (todas prácticamente) se la pasan de oficina en oficina en Temuco tratando de generar instancias favorables a las mejoras. Pero estas demoran. Recién estos últimos días se conoció un contrato cercano a los dos mil millones de pesos para arreglar entre Villarrica y El Turbio. La verdad es que se agradece, pero no basta.

El tema es que hemos escuchado y leído una serie de denuncias que apuntan en contra de Vialidad regional. Hace unos días, el concejal Cristian Hernández, acusó de inoperancia al ministerio de Obras Públicas y sostuvo que los contratos globales de mantención de las rutas se encuentran vencidos y que solo en octubre se retomarán las licitaciones. Es decir, no hay mantención.

Es necesario que nuestras autoridades hagan un esfuerzo más allá de lo normal y de manera unida ejerzan presión sobre quiénes sea necesario. Pucón no puede seguir por el rumbo que va en infraestructura vial. Se viene el verano y los tacos serán el tema recurrente. El problema es que llevamos años (quizás más de una década) con problemas similares. Es tiempo de encontrar soluciones. La verdad es que no resistimos más.