Esto no es lo que pedimos

Señor director:

A puertas de un nuevo plebiscito en Chile, el cual decidirá la implementación de una nueva carta magna. He contemplado que el documento propuesto no establece una solución al gran problema institucional que vive el país y no define un cuerpo legal riguroso.

Esto ocurre principalmente por lo experimental y estrambótico que resulta ser el texto, ya que incluye un conjunto de principios constitucionales que quedan a una abierta interpretación. Entre los cuales me preocupan: los derechos sociales, los procesos de expropiación, la propiedad privada, la plurinacionalidad, entre otros.

Lo que esperábamos como chilenos es que el proceso constituyente y la nueva constitución unifiquen al país alrededor de nuestro territorio. Pero, lamento decir, que el escrito nos divide aún más y hemos perdido una gran oportunidad de concebir una solución.

Atentamente:

Dante Figueroa González

Estudiante de Ingeniería Comercial Universidad de Chile.