Taco: proyecto que busca descongestionar ruta a Caburgua debe ingresar a evaluación ambiental

Resolución del SEA retrasaría la concreción de una obra que solucionaría el complejo problema de atochamiento que vive Pucón en verano y también en invierno.

DOBLE VÍA.- La obra de seis kilómetros incluye una doble vía, ciclovía y accesos peatonales. Se presenta como la solución a la congestión vehicular en Pucón.

Probablemente no sea una buena noticia. Esto, si se busca una solución en el mediano plazo a la brutal congestión que vive la comuna durante casi todo el año en el Camino Internacional, principalmente entre la rotonda oriente y el ingreso a la ruta hacia Curarrehue. El punto es que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) decidió que este proyecto debe ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) lo que, por cierto, retrasaría la concreción de la obra que incluye una doble vía de casi seis kilómetros, planteada inicialmente para licitar el segundo semestre de este año.

La resolución firmada por la directora del SEA, Andrea Flies, sostiene que hay una serie de elementos en el contexto de flora, fauna y desarrollo turístico que hacen que el proyecto deba ingresar al sistema de evaluación. “El proyecto “Ampliación Ruta 199-CH, Sector Pucón – Cr. Ruta S-905, Región de La Araucanía” presentado por el Sr. Carlos Rodolfo Guzmán Jara, en representación del Ministerio de Obras Públicas, está obligado a ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, toda vez que, analizadas las modificaciones bajo los términos de la presente Resolución, son cambios de consideración desde el punto de vista ambiental y que deben ser evaluadas ambientalmente”, se lee en el documento que se conoció esta semana.

El proyecto, que ya finalizó su etapa de estudio, contempla una doble vía de seis kilómetros con accesos peatonales, vehiculares y pasarelas entre la Rotonda Poniente (Matus) y el acceso hacia la Ruta Internacional. El plan apunta a descongestionar un sector que tanto en invierno como en verano sufre un taco que retarda los viajes en una hasta dos horas, un trayecto que debe hacerse en media hora. Todo esto, con las molestias evidentes para residentes y turistas. El proyecto planifica vías de hasta siete metros de ancho con una ciclovía y trazado peatonal que, en los hechos, sería una solución clara a la compleja situación que vive la comuna.

Por ahora, desde la municipalidad señalaron que analizan los antecedentes para definir si se apela a la resolución de la directora del SEA, Andrea Flies, y así poder sacar carga burocrática al proyecto que podría ver la luz en tres años.

La resolución

Si quieres acceder al documento del SEA haz click en la carátula.