Remoción de administrador se definirá en la Suprema: Corte de Temuco da luz verde a apelación de concejales

Luego de sortear algunos cuestionamientos en la forma, el tribunal de alzada regional subió la disputa a Santiago. Daniela García señaló estar tranquila con el proceso. “Hemos cumplido con la Ley”, dijo una de las ediles que participan de la controversia.

MÁXIMA INSTANCIA.- Será la Corte Suprema la que en definitiva zanje la controversia entre los concejales del denominado “bloque opositor” y el ex administrador Rodrigo Ortiz.

La Corte de Apelaciones de Temuco definió acoger la apelación de los cuatro concejales opositores a la resolución del pasado 13 de julio que beneficiaba al ex administrador municipal Rodrigo Ortiz. Este último puso un recurso de protección, luego de ser removido por la mayoría del concejo en diciembre pasado. El tribunal de Temuco acogió el recurso del funcionario y ordenó restituir en su cargo a Ortiz y pagarle los meses que estuvo fuera de sus labores. Pero los cuatro ediles (Daniela García, Ricardo Cortés, Verónica Castillo y Armin Avilés) apelaron a esta resolución y luego de afinar problemas de forma, el tribunal de Alzada regional dio luz verde a la apelación, por lo que será la Corte Suprema de Santiago la que definirá el futuro de este caso.

Rodrigo Ortiz, considerado como el “brazo derecho” del alcalde Carlos Barra fue removido de su cargo de administrador, luego de que el denominado “bloque opositor” encabezara una acción en su contra respaldado en una serie de eventuales irregularidades y actos considerados, por ellos mismos, como negligentes. A esto se sumó el oficialista Claudio Cortez (RN), quien otorgó el voto clave para remover al funcionario. El acto fue considerado como un duro golpe al liderazgo del alcalde; quien no pudo frenar la ofensiva y tuvo que resignarse a perder a su hombre de confianza como administrador, aunque lo ubicó en otro cargo de rango menor. 

Pero Ortiz no quedó conforme con la resolución y recurrió a la Corte de Apelaciones, tribunal que le dio la razón y que cuestionó la forma en que los concejales realizaron el movimiento. En el fondo el fallo sostuvo que hacerlo en la hora de incidentes (puntos varios) no se ajustaba a la normativa interna de funcionamiento del concejo. Este argumento es rebatido en la apelación realizada a la Suprema, la que se sustenta que remover al administrador es una prerrogativa legal que tiene el concejo cuando hay una mayoría y que esto (que es materia de Ley) está por sobre regulaciones internas de funcionamiento del cuerpo colegiado. En paralelo, quien otorgó el voto decisivo en diciembre (Claudio Cortez) declinó participar en la apelación y calificó su acción para sacar a Ortiz como “un error”.

Ahora, si bien la apelación tenía algunos problemas en la forma, la Corte de Apelaciones definió entregar un plazo acotado para subsanar los errores (principalmente en la representación y el ingreso de la apelación al sistema) y será el máximo tribunal del país quien defina si la salida de Ortiz estuvo acorde a derecho o no. 

La Voz… consultó a los concejales que apelaron, pero solo la independiente Danela García respondió al requerimiento. La edil señaló estar tranquila por haber cumplido con la Ley con responsabilidad. “La Ley es clara en definir la potestad del concejo en esta temática y la trascendencia  del proceso nunca ha sido cuestionada. El bien de la comuna y la democracia demandan recambio y esto ha quedado en  manifiesto con la auditoría externa y la gestión del nuevo administrador” argumento y luego agregó: “Si bien ahora está en manos de la supreme definir el próximo paso yo estoy tranquila porque hemos cumplido con la Ley y nuestra responsabilidad”.