Casino y hotel cinco estrellas

En la última semana conocimos la decisión del Consejo Resolutivo de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) de aprobar las modificaciones al proyecto del nuevo casino de Enjoy. Y esto a casi tres años de que la licitación del centro de juegos de la comuna fuera otorgado a la compañía ligada históricamente a la familia Martínez (ahora en proceso de fusión con Dreams). Pero más allá de toda el agua que ha pasado bajo el puente y la que falta por pasar —ya que aún falta por definir el proceso de invalidación del permiso de edificación que se tramita en la Dirección de Obras Municipales (DOM)— es deber mirar otros elementos que llaman la atención.

Uno de ellos es que la empresa ingresó como elemento que lo ayude en su afán de ser aprobado por el ente regulador el aumentar la apuesta por el Gran Hotel Pucón. Esto, porque en la licitación original se había proyectado dejar al histórico centro hotelero puconino en un nivel de cuatro estrellas; pero ahora Enjoy sube la apuesta y apunta a dejar al GHP en cinco estrellas con un aumento de inversión que se cuenta en US $5 millones. Y esto último es una muy buena noticia.

Y en este último punto es nuestro deber destacar la labor de la Cámara de Turismo y algunos concejales (Cristian Hernández, Daniela García y Verónica Castillo, por nombrar a algunos) que se metieron a fondo en el tema y presionaron en torno a mejoras estructurales de la propuesta. Y entendemos como medio que hay una alta posibilidad de que la decisión del cinco estrellas tenga mucho que ver con eso como respuesta a las inquietudes de quienes se atrevieron a levantar la voz.

Ahora, no podemos dejar de ver el panorama completo de todo lo que ha sucedido en estos tres años llenos de procesos judiciales y pasos en falso que esperamos se asuman como errores estratégicos que nos pudieron costar muy caro como comuna. Por ejemplo, no haber sopesado en su real dimensión la viabilidad técnica del proyecto original en la etapa de concurso por parte de la contraparte técnica (DOM municipal) es algo que aún juega en contra. También reconocemos el aporte para  la economía  local  que significa contar con la infraestructura hotelera y de entretención que implica la presencia de Enjoy en nuestro territorio algo que tampoco puede ser soslayado a la hora de las evaluaciones.

No obstante, también entendemos como medio que la concreción del proyecto casino de parte de Enjoy es un paso importante para que nuestra amada comuna vaya dejando atrás la crisis que vivimos desde el estallido social. Los más de $3.600 millones anuales que dejará la licitación serán una importante inyección de recursos que vendrán a potenciar las alicaídas arcas municipales. Como medio entendemos que cada peso que entra a la municipalidad es rendido en las cuentas públicas con la claridad que exige la Ley. Por lo mismo sabemos que primará el buen criterio en nuestras autoridades y que el uso de esos recursos será enfocado en las principales necesidades de la comuna.