Aprovechar de aprender

*Por Daniela García

A poco más de una semana de las elecciones ¿qué podemos aprender? En Pucón el Apruebo obtuvo el 33 % de los votos (el mayor porcentaje de la región y en el rango alto de las comunas del país). En esa postura minoritaria estuvimos el 50% del concejo municipal, mucho de los líderes medioambientales, de los que buscan un mejor vivir para los pueblos originarios y de quienes defendemos el feminismo. Todas causas que la sociedad de Pucón valora, sin embargo, la derrota fue aplastante.

Aunque algunos intentarán adueñarse del triunfo pasajero, esto no detendrá el profundo proceso sociológico en el que estamos, y que no podemos entender solo en clave políticas. El malestar social trasciende la capacidad de respuesta de la política y es el verdadero vencedor de esta elección.

Este malestar se viene expresando con nitidez en las revueltas del 2011 al 2018, es el mismo que le dio el triunfo al Apruebo el 2021, el mismo que dio mayoría a independientes en la convención y paradójicamente, el mismo que ganó la semana pasada. Como dice Alberto Mayol, “este malestar social requiere una fuerza política que construya rieles por donde ser conducidos” y es evidente que los cimientos de estos rieles se hacen con mayorías, con capacidad de diálogo y proyecto común. 

Si bien la convención capturó un momento de nuestra historia, removiendo la concepción que teníamos de nosotros mismos, no logró consolidar un proyecto común. La centro izquierda no tuvo la fuerza ni valentía para encauzar las ideologías transformadoras por un camino viable y como sociedad fuimos víctimas de la fascinación humana con lo propio. Sin embargo, creo que gracias a este proceso somos un mejor país, somos un país que ha reflexionado, que ha discutido y que ha construido más y mejor democracia. 

La democracia es una de las grandes victorias de este ejercicio y ha entregado  un resultado categórico. Si bien hay múltiples factores que lo explican, siendo la desinformación uno de ellos, no hay razón de fake news, manipulación o lo que sea, que resista el hecho de que debemos escuchar y aprovechar de aprender.

Con esta democracia fortalecida y ciudadanía que no se deja seducir fácilmente, también han comenzado a manifestarse los rieles de ese proyecto común que soñamos y que la ciudadanía demanda a las fuerzas políticas a construir. 

A mi parecer estos rieles son: 

1- Los derechos sociales garantizados.

2- Paridad como principio del estado.

3- Participación de pueblos originarios.

4- Elevación drástica de los estándares medioambientales, lo que implica una reorientación del tipo de crecimiento  económico.

5- Descentralización.

6- Más y mejor participación en procesos democráticos.

Hacer realidad estos seis ejes requiere de líderes con capacidad de diálogo, dispuestos a crear puentes y mayorías ciudadanas. Así también como el rotundo mensaje de que las personas más que narrativas de vanguardia quieren seguridad y estabilidad para construir su día a día. 

Para quienes estamos atentos a cómo ponernos al servicio, el camino ha quedado aún más demarcado. Desde la institucionalidad municipal debemos tomar este llamado y hacerlo propio, respondiendo de manera clara y contundente a las necesidades de las personas, pero también trabajando en la construcción de los rieles que nos lleven a una visión común, con una institucionalidad impecable, en diálogo con la ciudadanía y con conciencia de futuro.

*Daniela García es concejala independiente de izquierda en Pucón.