Pucón y la normalización del descontrol

En los últimos días hemos sido testigos de una serie de hechos que sumados nos muestra un panorama complejo en el contexto de la temporada de turismo que estamos cursando. Y eso, obviamente, nos perfila muy mal en la idea de ser el Centro del Sur de Chile o con el discurso de la “comuna SOL (segura, ordenada y limpia)” que plantea el alcalde Carlos Barra como modelo ideal.

Por un lado tenemos las fiestas y carretes ilegales que se repiten casi a diario, ya sea en el lago con lanchas, en la playa o en los campos. Todas ellas son complejas, no solo por el contexto de la pandemia, sino que por los excesos potenciados por el evidente consumo de alcohol y drogas, sin que las autoridades se hagan cargo.

Otro elemento que no suma en pos de la “comuna SOL” es el problema de la basura. Pese a los reclamos y al esfuerzo del departamento de Aseo, Ornato y Medioambiente de la municipalidad, las bolsas y desperdicios se acumulan por las calles y ya parecieran ser (malamente) parte del paisaje habitual en las calles tanto del Pucón urbano como rural.

Finalmente están los tacos vehiculares. Y esta es, quizás, la situación más compleja que vivimos como comuna. Sobre todo cuando desde Carabineros no se ha tenido la colaboración adecuada para mitigar el fenómeno y se ha dejado todo en manos de la municipalidad local, quienes han hecho un gran esfuerzo y —hay que decirlo— han implementado medidas (como la conificación) para tratar de mitigar en algo que nos complica tanto a turistas como a residentes. Sabemos que está en proyecto la idea de una doble vía hasta la ruta que va hacia Curarrehue. Esperamos que este plan pueda caminar con la urgencia necesaria.

Es en ese contexto es que hacemos un llamado a las autoridades locales y regionales para poder trabajar en las soluciones a estos problemas en el mediano y largo plazo. La temporada 2022 ya está en un momento cúlmine y es necesario comenzar a trabajar desde ya para que estos fenómenos no se repitan el próximo año. Esto porque las soluciones no son mágicas, sino que requieren esfuerzo, análisis y estudios para evitar efectos peores. Pucón no puede seguir esperando y menos normalizar estas situaciones de descontrol. Debemos, tal como lo señala el alcalde, ser la “comuna SOL” para no dejar de ser “el centro del sur de Chile”. Pucón no merece menos.