Diálogo entre puconinos

Desde hace varias semanas hemos sido testigos de un conflicto entre dos emblemáticas familias de la Pucón. Los Quiñenao y los Eltit. Los primeros, parte del pueblo originario, depositarios de una cultura ancestral cuyos miembros han sido reconocidos por mantener su cultura, luchar por ella y también por sus tradiciones. Los segundos, llegados a principios del siglo pasado, inmigrantes del Medio Oriente; quienes se dedicaron al comercio y a los negocios, creando trabajo, prosperando y reinvirtiendo en nuestro amado Pucón.

Estas dos familias se encuentra en estos momentos distanciadas (no siempre fue así por cierto), debido a diferencias que involucran terrenos, medio ambiente y el cuidado del patrimonio ancestral, entre otras cosas; y que ha tenido capítulos de una violencia pocas veces vista en la zona; lo que no deja de sorprendernos y nos pone en alerta.

Sin entrar en el fondo de las diferencias, ya que no pretendemos (de hecho nunca lo hemos sido) convertirnos en jueces que están por sobre el bien y el mal; entendemos que la violencia nunca será el camino y que el diálogo debe siempre primar entre nosotros, miembros todos de una misma comunidad local. Es en ese contexto que valoramos el anuncio que hizo el alcalde Carlos Barra en el concejo que recién pasó y en nuestro programa Contra Voz 2021 de este jueves en torno a que estaba trabajando para tender puentes de diálogo entre ambas partes y que pronto podría haber noticias en ese sentido.

Desde esta redacción alentamos y promovemos los puntos de encuentros entre los dos grupos y hacemos un llamado a todos los actores relevantes de nuestra comunidad, principalmente a quienes ocupan cargo de liderazgo a buscar el diálogo y la sana convivencia. No están los tiempos para ganancias pequeñas. Nuestro país está en una crisis política y social que requiere que los grandes hombres y mujeres de todos los sectores políticos dejen los personalismos y aboguen por el bien común. Y en este sentido, la paz y el diálogo son el camino correcto. Aunque perdamos.